Tecnología

Volando (sin motor) en la República de Weimar

Alemania ha sido y es una potencia en el diseño y construcción de Veleros. Últimamente artesanos respaldados por prestigiosos ingenieros y Universidades del resto del mundo  han irrumpido con fuerza en el panorama de la competición, pero con una capacidad productiva muy reducida.

El Vuelo Sin Motor (en adelante V.S.M.) fue el precursor de la aviación, el más conocido de los pioneros, Otto Lilienthal, se hizo construir una colina, desde donde de unos primeros saltos, pasó a vuelos planeados (más de 2000), hasta su fatal accidente en 1.896.

La Primera Guerra Mundial interrumpió unos pequeños pero consistentes pasos. Un grupo de estudiantes, encabezado por el joven Hans Gutermuth se estableció en 1911 en la Wasserküppe certificando un vuelo de 838m de recorrido y 52 sg de duración.  Aparecen aquí dos términos que, entre otros han sido los pilares del V.S.M. en Alemania: La Wasserküppe y los grupos de estudiantes.

La Wasserküppe, es una montaña del Rhön, con una ladera perfectamente orientada a los vientos dominantes (en aquellos días los despegues se realizaban ladera abajo y se aprovechaba la fuerza ascensional del aire obligado a deslizarse ladera arriba. Esto ha creado una imagen atávica que hace que el público crea que es imprescindible que haya viento para volar sin motor).

El otro concepto “Grupos de estudiantes” o Akaflieg (actualmente de ingeniería aeronáutica) es todavía hoy día, la fuente de la que beben las empresas que desarrollan complicadas combinaciones de perfiles y plantas alares u otras soluciones ingeniosas desarrolladas en los túneles de viento de las universidades y que son probadas de manera experimental con la aquiescencia y la colaboración de la autoridad aeronáutica, factor fundamental para la adquisición de experiencia que se traslada después a la producción (los winglets  que llevan hoy día todos los aviones de transporte y que ahorran un 3-4% del consumo se desarrollaron para los veleros en uno de estos Akaflieg).

El vuelo del Vampyr, 1922

Tras la paralización debida a la I Guerra, ya en 1920 se convocó, por parte de Oskar Ursinus “Padre del Rhön” el 1er campeonato. El material todavía no había evolucionado y los mejores registros pertenecientes a Klemperer fueron 1.83 Km de distancia y 13 minutos  de duración un año más tarde. Aquí empieza a cambiar todo, la aparición del Vampyr, primer diseño con la eficiencia como objetivo que logró el 18.8.22 un vuelo de 1h  6min a 100m sobre la ladera y planeando después a 9Km de distancia.

Sigue una época de esplendor en la que el V.S.M. se convierte en el objetivo de una numerosa fuerza de jóvenes que anhelan su práctica (recordemos que estamos en 1920-30, la posibilidad de volar en aquella época se podría comparar a si hoy en día nos ofrecen teletransportarnos). Todos los estamentos colaboran (todavía no ha aparecido el nacionalsocialismo al que erróneamente se le atribuye el impulso para la formación de futuros pilotos militares) y la industria poco a poco se iba reponiendo de las draconianas condiciones del Tratado de Versalles.

La Junker se fundó en 1920 en Dassau, Heinkel  estableció su compañía en 1922 en Warnemünde y el mismo año Dornier aprovechó los terrenos de la antigua Zeppelin en Friedischafen. Focke y Wulf se unieron en 1924 y en el 26 la BayerischeFlugzeugwerke (más tarde Messerschmitt) cobró vida en Ausburgo.

El Fafnir : de 1930, otro salto cualitativo, diseñado por Alexander Lippisch. Por esa época ya se investigaba con la unión del ala y el fuselaje como una de las fuentes de resistencias parásitas.

En 1930 la DeutscherLuftsportverband tenía más de 50.000 miembros y por supuesto estaba bajo la tutela de Hans von Seeckt, que desde 1920 trabajaba activamente en el Ministerio de Defensa. Mientras el resto de Europa (excepto U.K.) dormitaba, Alemania se convertía en la nación con mayor mentalidad aérea del planeta. La evolución del material y la adquisición de conocimientos hicieron que las marcas logradas evolucionaran de forma exponencial.

El GrunauBaby, 1.931,ya marca el camino de velero sencillo, accesible y construido en grandes series.

Del 4 al 8 de Julio de 1.937 se celebró en la renombrada Wasserküppeel Primer Campeonato del mundo de V.S.M. Participaron 31 pilotos de 6 países y se consiguieron varios récords., los más relevantes el del piloto polaco Mynarsky que hizo 351Km, los ingleses Murray y Fox lograron permanecer 9h y 48min y el también polaco Zabsky consiguió 3.295m de altura.

Mención especial para la piloto HannaReitschque se convertiría en piloto de pruebas de la Luftwaffe, que logró una marca de 301 Km. Para valorar esto en su justa medida hay que considerar que en los años 30 se permitiera a una mujer integrarse en estructuras militares, hacer cursos en sus escuelas y enviarla a viajar por el mundo representando a su país, es una prueba de cómo la administración fue partícipe de éste éxito.

La actividad mediados los 30 ya era frenética y fabricantes y escuelas eran ya una firme realidad, se rodaban películas y se hacían expediciones científicas. La misma Hanna Reitsch  viajó a Brasil, Argentina y Finlandia. Voló también en Suiza, Francia, Portugal y España. En Mayo de 1937 cinco alemanes entre los que se encontraba Hanna, sobrevolaron los Alpes con planeadores al abrigo de la Comisión Internacional de Estudios para el V.S.M. y las innovaciones en sistemas de remolque, meteorología, sistemas (los aerofrenos sobre todo) y sobre todo el diseño, ya conformaban el futuro del V.S.M.

El Austria, del Akaflieg de Munich, una impresionante máquina de 30 metros de envergadura, una revolución en toda regla. Primer velero con aerofrenos, primer velero con el que se practicó el vuelo de delfín (técnica que consiste en variar la velocidad en las calles de ascendencias, sin perder tiempo girando en ellas).

Share:

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con asterisco