Arquitectura

5 casas en las que vivir

Recientemente hemos instaurado en el despacho una interesante práctica para hacer más amenos los viernes. Cada semana, uno de nosotros envía al resto del equipo “una casa en la que quisiera vivir”. Valerio Olgiati propone este ejercicio a modo personal en una publicación en la revista 2G, y nos pareció una buena excusa para generar debates de arquitectura entre nosotros.

Quería aprovechar este escrito para recoger las tipologías más destacadas y las reflexiones que las acompañan. Podemos agruparlas en los siguientes:

Casa introspectiva

Encontramos esta tipología normalmente en entornos hostiles, los cuales tienen la necesidad de recogerse en sí mismos, con la búsqueda de generar su propio oasis. En ocasiones la búsqueda de los habitantes de vivir en un espacio que prioriza la mirada interior y la contemplación, en lugar del estímulo constante.

En realidad, cualquier entorno permite esta introspección, pese a que el urbanismo contemporáneo y la arquitectura residencial, tienden a fomentar la relación del ciudadano con el territorio en todos los ámbitos, reduciendo así esta mirada introspectiva.

Casa de fin de semana. Ryue Nishizawa

 “Vivir en el exterior”

La casa de un solo muro de Christian Kerez es un ejercicio arquitectónico que personalmente me interesa muchísimo.  A partir de premisas elementales surge una arquitectura en búsqueda de una regla que dé respuesta a estas reflexiones, y que generan todo el proyecto. A través de la construcción de un muro se resuelve la estructura, el espacio y la circulación. Esta idea es tan potente que la arquitectura no necesita nada más. El edificio abre las vistas hacia el lago y hace partícipe en todo momento al habitante del entorno.

Casa de un solo muro. Christian Kerez

Casa nido (concepto de confort)

Sou Fujimoto, arquitecto japonés, reconoce en “Futuro Primitivo” el nido y la cueva  como estadios primitivos de la arquitectura, y que presentan realidades opuestas entre sí. La analogía que propone consiste en” el nido como lugar funcional, acondicionado de forma acogedora”.

La casa Farnsworth de Mies Van der Rohe es uno de los grandes iconos de la arquitectura en la Arquitectura actual, en materia de viviendas unifamiliares.

La vivienda se define a partir de dos plataformas rectangulares. A la primera, se accede a través de una pequeña escalera desde el terreno natural, carece de cualquier tipo de cerramiento y actúa como transición entre la vivienda y el entorno. Desde ella podemos acceder al porche de la vivienda, concibiendo así una doble transición entre interior y exterior nunca antes concebida. El interior se trata como un espacio continuo con una caja de madera que acoge los servicios como único elemento cerrado. Se trata de un espacio doméstico, en el cual los planos horizontales ofrecen las facilidades necesarias para realizar las actividades del usuario.

Casa Farnsworth. Mies Van der Rohe

Casa cueva (descubriendo espacio continuo)

Retomando el discurso de Sou Fujimoto, la cueva es un espacio que presenta huecos y requiebros,  así como expansiones y contracciones inesperadas. Al entrar en una cueva, la gente descubre como habitar esos accidentes: en esos huecos parece que se puede dormir, esa altura parece apropiada para comer, esos rincones parecen un poco más privados,  aquí podría poner ese libro.

Son así las cuevas, espacios que estimulan a la gente. La arquitectura presenta lugares con múltiples variedades de actividades e interpretaciones. Serán los propios habitantes quienes descubrirán esos usos para cada lugar.

Me gustaría introducir en este punto, el concepto de “espacio continuo”.  Llevamos años reflexionando con mi colega Joel Padrosa sobre este tema, y pienso que tiene mucho que ver con lo que comentaba anteriormente referente a la cueva de Fujimoto.

La planta libre del movimiento moderno, fue un cambio en la concepción del espacio en arquitectura, ya que nos proporcionó la libertad a la hora de distribuir espacios.

Años más tarde, el arquitecto holandés Rem Koolhaas trabaja el espacio mediante lo que podríamos llamar la “sección libre”. El espacio explota y la libertad se apodera del mismo, aproximándose al concepto de espacio continuo al que nos referimos.

Después de años de experimentación, nos dimos cuenta de que a esa flexibilidad espacial, se le pueden añadir componentes eliminando los planos horizontales, y convirtiendo los espacios en cuevas. El edificio Rolex de Sanna es un magnífico ejemplo de esta nueva concepción de la arquitectura, donde la masa construida se deforma y moldea el vacío.

Futuro primitivo. Sou Fujimoto

Casa tradicional, vernácula

Todos asociamos nuestra infancia a recuerdos, y a su vez, éstos muchas veces con espacios. Peter Zumthor explica en su libro Pensar la arquitectura:

 “Antes de conocer siquiera la palabra arquitectura, todos nosotros ya la hemos vivido. Las raíces de nuestra comprensión de la arquitectura residen en nuestras primeras experiencias arquitectónicas: nuestra habitación, nuestra casa, nuestra calle, nuestra aldea, nuestra ciudad y nuestro paisaje son cosas que hemos experimentado antes y que después vamos comparando con los paisajes, las ciudades y las casas que se fueron añadiendo a nuestra experiencia.”

Can Lis es la casa que para mí reúne esas condiciones. Es un conjunto de pabellones que Utzon construyó en Porto Petro, en la costa de la isla de Mallorca, en un acantilado que abre sus vistas  sobre el Mediterráneo.

En estas edificaciones resueltas con sistemas constructivos tradicionales, se funde el espacio interior con el exterior, y se convierten es espacios de contemplación que enmarcan el paisaje, combinando una abstracción depurada del lenguaje con la cotidianeidad que la propia configuración arquitectónica que Utzon nos ofrece.

Can Lis. Jorn Utzon

Share:
Oscar Company

7 comments

  1. Isis 26 abril, 2017 at 09:51 Responder

    Quiero vivir en todas, Óscar! Unos cuantos años en cada una, eso estaría muy bien, poder ir cambiando! Me llama la atención lo “abiertas” que son todas, mucho cristal y mucha luz, no? Genial estreno, enhorabuena y espero seguir leyéndote! Un abrazo!

  2. Luxindex 26 abril, 2017 at 16:22 Responder

    Óscar, se diría que el enclave manda tanto que hay sitios donde una tienda de campaña valdría de hogar, y sólo un saco de dormir o una manta si me apuras. Palma de Mallorca está llena de esos privilegiados enclaves. Pero si además hay un proyecto inteligente detrás (ejemplo de sostenibilidad) el resultado es óptimo. Es el caso de la casa MM de vuestros colegas OHlab, premiada en Berlín por el World Architecture Festival como la mejor casa del año el año pasado (por cierto, mañana acaba la recepción para el concurso de este año: suerte a los participantes).

  3. Inma 26 abril, 2017 at 19:41 Responder

    Bienvenido Óscar. Muy buen comienzo. Lujazo de casas. A mí como a Isis me gustaría probar todas, perdón, la primera ni loca. Espero seguir aprendiendo con tus artículos. Me imagino que nos llevarás por la arquitectura urbana que tanto dolor de cabeza da a veces. Lo digo porque hay bloques que deberían ser demolidos sin pedir permiso. Esto es como de broma, pero algo de eso hay ¿no?
    Un abrazo

  4. Fer 28 abril, 2017 at 21:06 Responder

    Ojalá hagas también serie de “baños en los que me gustaría cagar”. Seguro que en primer lugar estaría el Pabellón del giñódromo de Olot de RCR gracias a su verticalidad tanto en la sublime planificación como en la deposición.
    Enhoragüenas por el arti culo, bombón.
    ¡Abrazos!

  5. 7 3 mayo, 2017 at 09:11 Responder

    Estoy con Fer, buena selección, ahora esperamos con ansias el segundo artículo. Además de una selección de baños en los que cagar estaría bien subir una selección de “baños en los que hacerse un buen pa amb oli”.

    Hola.

  6. Luxindex 5 mayo, 2017 at 13:50 Responder

    Yo creo que Óscar debe estar de viaje, o le han cortado la luz, o se ha quedado sin batería… algo. Por eso no contesta, no porque sea un maleducado, no, no, no. Bueno, igual está “co-fundando” y, claro, poner guiones de más quita mucho tiempo.

Escribe un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con asterisco